Los Mercados Financieros El blog de Ricardo González

La importancia de ajustar los gráficos a dividendos para nuestro análisis



Hoy vamos a hablar de un aspecto fundamental que debemos tener presente todos aquellos que usamos el movimiento de las cotizaciones (reflejado en el gráfico) para nuestras decisiones de inversión, este es el dividendo.

Como ya he comentado en alguna ocasión, aunque mucha gente lo desconozca, todos debéis saber que el importe de los dividendos se descuenta de la cotización del valor que los reparte. Es decir, si por ejemplo se posee una cotizada cuyo precio de mercado es 50€ y esa misma cotizada reparte un dividendo de 1€ por acción, el valor de dicha cotizada automáticamente desciende a 49€. Al respecto os aconsejo que leáis el artículo “Todo lo que necesitas saber de los dividendos y que rara vez te han contado”.

Este aspecto que rara vez es tratado, debe de ser conocido por todos, ya que usar datos no ajustados puede afectar y mucho a nuestro análisis. Como bien sabéis, nosotros centramos nuestras decisiones en el análisis de los gráficos, y al ajustarlos al reparto de dividendos, ajustamos el gráfico al “bajón” que causa en las cotizaciones el repartir dividendos. Es decir, con el ajuste del dividendo independizamos del gráfico lo que la empresa hace con sus accionistas, que como ya he explicado anteriormente “es una especie de cuento de la lechera”.

Con el ajuste del dividendo, el gráfico queda influido únicamente por lo que es la evolución en la cotización del precio que es lo que a los analistas técnicos nos importa, dejando de lado eventos externos.
Como ejemplo muy bestia (no realista, pero resulta altamente clarificador), imaginad un valor en tendencia alcista que cotiza por ejemplo en 50 dólares. Este valor reparte hoy un dividendo de 40 dólares. Si no se ajusta el precio a los dividendos, parecería que la tendencia alcista del valor habría llegado a su fin con una caída bestial que patrimonialmente habría afectado a sus accionistas, pero en realidad esto no es así porque solo se ha producido un trasvase de fondos desde la cotizada hacia el accionista.
El gráfico ajustado a dividendos nos ayuda a ajustar ese “ruido” externo a la cotización, lo que deja una curva de precios que se centra únicamente en la evolución de la cotización.

Para ver la diferencia entre ajustar o no dividendos vamos a coger un ejemplo de un activo cotizado que reparte elevados dividendos como es Cornerstone Progressive Return Fund, que se caracteriza por una elevada “retribución” al accionista con dividendos anuales a sus accionistas superiores al 20% (estos ejemplos extremos es donde mejor se aprecian estos detalles).

Al lado de estas líneas podéis ver el gráfico de Cornerstone Progressive Return Fund en ProRealTime. La primera conclusión a la que llegaríamos es que es un valor débil y que dista mucho de sus máximos, pero lo que no sabemos es que este gráfico no está ajustado a dividendos. Es decir, el gráfico está descontando anualmente unas pérdidas del 20% (el correspondiente al dividendo) sobre el activo, unas pérdidas que realmente no son tal puesto que ese 20% de caída no son pérdidas, sino un simple trasvase de fondos de la cotizada hacia el accionista.

Ahora recurrimos al gráfico del mismo activo, pero ajustando el factor del dividendo. Para ello recurrimos a la herramienta de gráficos de esBolsa.com que sí ajusta dividendos.

Fijaos en que exactamente el mismo valor, en este caso es fuerte y alcista ¡cómo cambia la historia!, ¿eh?. Al ajustar el dividendo, el gráfico está teniendo en cuenta que el dividendo pagado por la compañía no es una pérdida, sino un simple trasvase de efectivo desde la cotizada hacia el inversor.

Por tanto, a la hora de analizar los mercados, debemos recurrir siempre a gráficos que dispongan del correspondiente ajuste por dividendos. De no hacerlo así, estamos analizando gráficos que asumen como pérdidas movimientos corporativos externos a la fluctuación de precios, lo que obviamente distorsiona la realidad sobre la curva de precios y su análisis.

Estos importantes detalles, ya vienen contemplados dentro de nuestra herramienta de análisis de esBolsa.com (descarga el manual pulsando aquí), que hace el correspondiente ajuste de dividendos y además, nos informa de las fechas en las que los mismos fueron repartidos y su importe situando el cursor sobre el icono.

Recuerda que con la adquisición de mi libro “El código de Wall Street” dispones de tres meses de acceso gratuito a esBolsa.com.

Recuerda que toda mi metodología de inversión viene explicada en detalle en mi libro “El código de Wall Street”. Con la compra del libro dispondrás de tres meses de acceso gratuito completo a todas las herramientas de esBolsa.

“El Código de Wall Street”.

El libro de Ricardo González

¡No te quedes sin él, pide tu ejemplar aquí!


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share via
Copy link
Powered by Social Snap