Los Mercados Financieros El blog de Ricardo González

La debilidad del dólar beneficia a las bolsas de fuera de EEUU


Durante las últimas semanas estamos viendo como el dólar estadounidense está mostrando debilidad, una circunstancia que ya analizamos aquí a mediados de diciembre.

En la jornada de hoy me gustaría ir un paso más allá y mostraros como este comportamiento del dólar tiene repercusiones en los comportamientos relativos de los mercados de valores.

El siguiente gráfico muestra el aspecto actual del índice del dólar (resultado de medir el comportamiento del dólar frente a una cesta de divisas). La pendiente negativa de su media móvil de 30 semanas indica que el dólar estadounidense tiende a depreciarse frente a la mayoría de divisas internacionales, siendo por tanto una divisa débil.

No obstante, como dije anteriormente en el artículo de hoy quiero ir un paso más allá del mercado de divisas, ya que lo que pasa en el mercado monetario tiene sus repercusiones en las bolsas de valores.

Durante los últimos años estamos viendo que el comportamiento relativo de los mercados de valores mundiales está también determinado en gran medida por la dirección del dólar de EE.UU.

En términos generales, las bolsas de EE.UU. tienden a comportarse mejor que las bolsas europeas y asiáticas cuando el dólar está fuerte y, por el contrario, con un dólar débil las bolsas norteamericanas tienden a perder fuerza con respecto a sus homólogas extranjeras.

En la siguiente imagen se puede ver perfectamente a lo que me refiero. El área sombreada corresponde al comportamiento del S&P 500 dividido por el ETF iShares MSCI EAFE (ETF que mezcla los mercados de Europa, Asia y Extremo Oriente) para generar su ratio. Un sesgo alcista de este ratio indica un mejor comportamiento relativo de las bolsas de EEUU, mientras que un sesgo bajista indica un mejor comportamiento relativo de los mercados de Europa, Asia y Extremo Oriente.

Se puede ver claramente que su relación es directa con la tendencia del dólar en los últimos años (línea verde). El gráfico muestra que el área gris tiende a subir (a favor de acciones americanas) cuando la línea verde del dólar también es fuerte. Por contra, cuando el dólar se debilita (como sucede actualmente) también el mercado americano experimenta un peor comportamiento relativo que las bolsas de Europa, Asia y Extremo Oriente.

Esto se debe a que los inversores y operadores internacionales generalmente suelen ver con “mejores ojos” a los mercados cuya divisa suponga una ventaja en el efecto cambio de la divisa a la hora de invertir. Esto genera un “efecto llamada” que termina favoreciendo la entrada de flujos monetarios a este tipo de mercados con divisa fuerte.

Con todo esto, mientras persista la debilidad del dólar debemos seguir esperando en líneas generales un mejor comportamiento relativo de la renta variable europea y emergente.

Recuerda que toda mi metodología de inversión viene explicada en detalle en mi libro “El código de Wall Street”. Con la compra del libro dispondrás de tres meses de acceso gratuito completo a todas las herramientas de esBolsa.

“El Código de Wall Street”.

El libro de Ricardo González

¡No te quedes sin él, pide tu ejemplar aquí!


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share via
Copy link
Powered by Social Snap